Cómo convencer a los nativos para que te hablen en su idioma

Es posible que algunas personas se sorprenden al escuchar que, incluso cuando viven en el país que habla el idioma que desea aprender, todavía puede resultar algo complicado convencer a alguien para que se lo hable. Suponiendo eres nativo con un idioma fluido en una lengua que mucha gente quiere practicar como el inglés; o bien, puede ser aún más frustrante cuando finalmente te encuentras con un hablante nativo pero no estás en su país, pero te despiden respondiendo inmediatamente en inglés. Derrotados, sigues hablando en inglés, ellos ganan.

Es posible que lleguemos a pensar que deberían estar agradecidos pues has dedicado todo ese tiempo a aprender su idioma y es posible que incluso te hayas mudado a su país. Por eso quizás deben estar ayudándote y animándote para seguir usando el idioma, Bueno, no necesariamente. Desde sus perspectivas, puede ser mucho más interesante practicar el inglés o mantener una conversación cómoda y agradable si ya hablan bien el inglés, a menos que aun estes en una scuola inglese. Simplemente no es interesante o divertido ayudarlo a hablar su idioma si sienten que su nivel no es lo suficientemente bueno. Aunque hay maneras de convencerlos.

Manera más fácil – solo pregunta

Es asombroso lo rápido que algunos de nosotros nos rendimos; nos resulta más fácil hablar inglés, sin saber si a la otra persona le puede gustar hablar inglés, por lo que dicho idioma puede parecer la opción adecuada. Muchas de estas personas están acostumbradas a conocer a otros de habla inglesa que no están interesadas en aprender su idioma, por lo que pueden suponer que prefiere hablar inglés y hablar con usted en su propio idioma. No están insultando tu nivel de idioma, en realidad pueden estar pensando que te están haciendo un favor.

Quizás alguno podrá decir que quiere hablar tu idioma, o que le gustaría practicarlo en una charla. Pues te sorprendería la frecuencia con la que esto pasa y mejor aún, funciona. Rara vez se tiene que hacer algo más que esto: la gente en muchos países está muy contenta de no ser un viajero típico convencido de que el inglés es la única forma de comunicarse, y puede que se sorprendan de que quieres hablar su idioma, pregunte por qué y sin más  comienza la conversación. Hay tantas personas agradables en el mundo, y simplemente preguntarles es todo lo que realmente necesitan la mayoría del tiempo. De hecho, en muchos países y culturas, esta pregunta ni siquiera es necesaria. Por ejemplo a un brasileño que habla portugués no tendría ningún problema de hablar con una persona proveniente de Portugal. No de la misma forma sucede con los checos, que no suelen ser tan útiles, aunque no se puede generalizar pues hay quienes sí podrían estar dispuestos a colaborar.

Pero con los idiomas que se aprenden con mayor frecuencia, ya lo han escuchado todo antes y es posible que no estén interesados ​​en escuchar su idioma «matado». Suele pasar esto mucho al aprender francés en París. Allí algunas personas casi pueden hacerte sentir indigno de hablar su idioma. Por otra parte, si hablan inglés y este es perfecto, ellos pueden sentir ganas de mostrarlo. Lo que es aún más frustrante, es cuando encuentran sus intentos simplemente divertidos. Pueden tener otras buenas razones, pero si te contestan en inglés después de que lo hayas preguntado amablemente, todavía hay opción de convencerlos.