¿Cómo saber cuál será el comportamiento de un turista?

Este es un aspecto que personas como Alba Tous están interesadas en conocer ya que es la población objetivo para su empresa. En todo caso, se debe tener claro que turistas son todas aquellas personas que deciden aventurarse hacia el conocimiento de nuevos destinos. De modo que se considera turista a aquella, o a aquellas personas que se dedican a realizar turismo, de forma individual o en grupo de amigos o también desconocidos.

¿Cómo se reconoce el comportamiento turístico?

Podemos encontrar características diferenciales que se encargan de marcar el comportamiento de las personas que se dedican a realizar turismo:

  • Pensamiento exótico. Se relaciona con el sitio que visitan, para ello el turista se encargara de presentar una sensación de extrañamiento y de exotismo, en el que se valora o no lo distinto de su propia cultura.
  • Desconocimiento del idioma. Al trasladarse a un sitio en el que no se habla su idioma, el visitante precisará de un traductor o quizás se tratara de comunicar con señas o en algún lenguaje que los habitantes del lugar puedan comprender.
  • Vestimenta. Esta siempre será una de las características físicas que más se hacen  notables, y esta viene dada en función de la sociedad a la cual pertenece el turista. A mayor distancia de la sociedad de origen del turista, más se hace notable dicha característica.

¿Cómo se puede predecir el comportamiento del turista?

Esta es una opinión que con gran fidelidad manejan los “turismólogos”, pues se encuentran de acuerdo en que resulta de gran importancia conocer el comportamiento de un turista y ello podría ser porque se tiene una empresa turística, porque se trabaja como consultor o asesor, se participa de la gestión de algún destino dentro de la administración pública, o quizás para encarar determinado proyecto, el hecho de conocer el comportamiento de los turistas se ha constituido como una herramienta de uso imprescindible al momento de tomar decisiones y también es un punto de partida para alcanzar una planificación estratégica.

Ahora bien, debemos conocer en qué se basan los turistas al momento de tomar la decisión de realizar algún viaje, y con ello poder predecir su comportamiento. En función de ello, el marketing y la microeconomía nos pueden ofrecer determinadas herramientas para lograr  conocerlo. Inicialmente, sólo debemos ponernos en el lugar de los viajeros para poder comprender que los aspectos que se toman en consideración son los siguientes:

Restricción presupuestaria: Cuando se planifican los viajes, se tiende primero a evaluar con cuánto dinero se cuenta o, en el caso de quienes viajan más organizados, se planifica de cuánto dinero se podría llegar a ahorrar durante determinado tiempo a fin de poder realizar el viaje que se ha soñado. 

Restricción temporal: En este aspecto, el presupuesto siempre va a influir y en gran medida por la duración del viaje, por lo que no se debe perder de vista a ese turista que cuenta con una restricción temporal que depende de la duración de su período vacacional.  

Preferencias: Los gustos y preferencias se encuentran determinados por diversos factores tanto internos, como externos. Dentro de los factores internos se encuentran los psicológicos, motivacionales, ideas construidas a partir de experiencias previas positivas o negativas, grado de apoyo en las recomendaciones de terceros, deseos, necesidades, entre otros. Mientras que dentro de los factores externos se pueden mencionar el contexto donde se encuentra inserto tanto el turista como el destino que va a visitar, y en él, factores socioeconómicos, políticos, geográficos, meteorológicos, entre otros.